La relación entre Circulación–Respiración

El padre de la fisiología cardio-respiratoria, Profesor de la Universidad de Yale Yandell Henderson (1873-1944), Esta investigación se hizo en efecto hace aproximadamente un siglo:sangre-presion-arterial

¿CUÁL ES EL MECANISMO FISIOLÓGICO RELACIONADO CON LA REDUCCIÓN DEL FLUJO DE SANGRE A ÓRGANOS VITALES?

El dióxido de carbono (CO₂) es un dilatador de la musculatura lisa como los vasos sanguíneos (arterias y arteriales). Las arterias y arteriales tienen sus propios músculos diminutos lisos que pueden contraerse o dilatarse dependiendo de las concentraciones de CO₂. Cuando respiramos más oxigeno en estado de descanso, disminuyen los nivel de CO₂ en los tejidos, en la sangre y arteriales. Los vasos sanguíneos se contraen y los órganos vitales (como el cerebro, el corazón, riñones, hígado, páncreas, estómago, bazo, colon, etc.) Reducen el flujo y suministro de sangre.

¿Cuáles serian los efectos sistémicos cuando este fenómeno se repite una y otra vez?

El estado de estos vasos sanguíneos (arterias y arteriales) define la resistencia total al flujo de sangre sistémico en el cuerpo humano. De ahí, la hipocapnia (reducción de los niveles de CO₂) este genera un aumento en la tensión del corazón. Otro regulador de la frecuencia del corazón es la misma respiración. La deficiencia de CO₂ reduce los niveles de oxigeno, (Hipoxia) lo que genera en un aumento en la frecuencia respiratoria y por consiguiente un aumento en la frecuencia cardiaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *